Jacó es una pequeña ciudad turística en la costa del Pacífico Central de Costa Rica, en las afueras del Golfo de Nicoya. Está situada a 72 kilómetros al sureste de Puntarenas y a 97 kilómetros al suroeste de San José, capital de la República. Es un punto ideal para tomar como eje para la visita de varios puntos de interés turístico de la zona gracias a su amplia y variada oferta hotelera para todos los gustos y presupuestos.

Jacó es la cabecera del cantón de Garabito, en la provincia de Puntarenas. La ciudad tiene una población de aproximadamente 10.000 habitantes.

 

El distrito de Jacó mide 140.41 km² y tiene una población estimada de 15.441 habitantes (2016).

Jacó es de fundación reciente (mediados del siglo XX), aunque la zona estuvo habitada desde la Época precolombina por nativos de la etnia Huetar, asentados en poblados dispersos; a inicios de la Conquista el cacique principal fue Garabito, quien dio origen al nombre del cantón. El descubridor de la región fue don Gil González Dávila, en el año de 1522, cuando realizó el primer recorrido del territorio nacional, desde el sector sureste del mismo hasta el poblado indígena de Avancari (hoy Abangaritos, cantón de Puntarenas).

El destino es conocido por las playas, ideales para el surf o simplemente para el disfrute del sol, por la gran oferta de actividades de aventura como el canopy, las cabalgatas, los recorridos en cuatrimoto por la jungla, las caminatas, la observación de aves, por la amplia variada oferta gastronómica, los paseos por la localidad y también por su vibrante vida nocturna. Es también una vía de acceso a parques nacionales como el internacionlmete famoso Manuel Antonio. La playa de Jacó es de arena gris, algo rocosa, y se encuentra al oeste de la ciudad. Al sureste está la playa Hermosa, con sus grandes olas. Al norte está el Parque Nacional Carara, con cocodrilos en el río Tárcoles y guacamayos macaos. Cerca hay un sendero a través del bosque tropical que llega hasta la catarata Bijagual.